lunes, noviembre 13, 2006

Guess who's back... back again...

(Barry Gossage/NBAE/Getty Images)

Sí, es él, Amaré Stoudemire. Todavía es pronto para afirmar que ha vuelto, pero sus 25 puntos y 14 rebotes en 19 minutos contra los Grizzlies son, sin duda, un gran paso adelante en su recuperación. Los Suns vencieron a los Grizzlies por 96-87 que, si bien puede parecer un marcador ajustado, no lo fue en absoluto. La diferencia a favor de los de Phoenix llegó a ser de 34 puntos, momento en el cual Mike D'Antoni decidió que ya era suficiente y que era la hora de dar la entrada a los suplentes. El resultado: parcial de 22-2 para Memphis, lo que hizo que Nash, Amaré y Marion tuvieran que quitarse el chándal y salir a asegurar el marcador. Cómo sería la cosa, que en el último cuarto los Suns batieron un récord histórico de la franquicia: ¡sólo marcaron siete puntos!. De hecho al terminar el partido Mike D'Antoni dijo:
I started experimenting in the fourth quarter. I thought a 31-point lead was enough, but evidently I have to wait until it gets up to 50. If we ever go up 40 and I haven’t subbed yet, I don’t want to hear anything.”
Que, para los poco aficionados al inglés, viene siendo: "Empecé a experimentar en el último cuarto. Pensaba que una ventaja de 31 puntos sería suficiente, pero evidentemente tengo que esperar hasta que llegue a 50. Si alguna vez llegamos a 40 y todavía no he hecho cambios, que nadie me diga nada".
El próximo partido será el viernes contra Philadelphia, después de casi una semanita de descanso. La racha de victorias ya ha comenzado, sólo queda ver cuánto durará. Esperemos que mucho.